El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo este miércoles que renuncia a su intención de ampliar el periodo presidencial, una vez que sea eliminada la reelección en el país.

Santos declaró que los partidos de la coalición gobernante Unidad Nacional analizaron los “costos y los beneficios” de ampliar el periodo o dejarlo en los cuatro años actuales y llegaron a la conclusión de que “lo más conveniente” es mantenerlo como está.

La intención de Santos, convertida en promesa electoral, consistía en eliminar la figura de la reelección presidencial, introducida en 2004 por su antecesor, Álvaro Uribe (2002-2010), y a cambio incrementar el periodo de gobierno a cinco o seis años.Sin embargo, las formaciones Cambio Radical, Partido de la U y Partido Liberal, que componen la Unidad Nacional, no se mostraron demasiado favorables a la propuesta y, al ser necesario su apoyo en el Congreso, el mandatario modificó el proyecto.

Santos fue reelegido en junio pasado y asumió su segundo mandato consecutivo en agosto pasado.

Antes de la retirada de esta iniciativa, el presidente dijo que “desmontar la figura de reelección es la puerta de entrada al restablecimiento del equilibrio de poderes en nuestro país”, según recoge El colombiano.

La actual legislación permite una sola reelección, pero si es aprobado el proyecto “Reforma al equilibrio de poderes”, que este miércoles ha sido enviado al Parlamento, no habrá posibilidad de repetir en el cargo ni en la Presidencia ni en ningún otro alto cargo público a excepción de los miembros de corporaciones públicas elegidos por el voto popular.

En el caso de los congresistas se limitará esta posibilidad a periodos determinados. Además, quienes sean condenados por delitos contra la administración pública perderán definitivamente la silla.

Otro de los aspectos que contiene la propuesta es hacer obligatorio el voto, con el fin de que haya “una mayor participación de la gente en las elecciones”, dijo Santos.

También se creará un Tribunal de Aforados, uno de los puntos más polémicos, que incluiría al procurados y al controlador y reemplazaría a la Comisión de Acusación.

Con esta reforma, el Gobierno espera que la administración de Justicia gane en eficiencia.

Publicado el 4 de septiembre 2014 en Ecuavisa
EFE

Facebook IconTwitter Icon