Las materias primas son las que más afectación tuvieron con un 6% del total

La cifra pasó de $8 867 millones entre enero y abril de 2013 a $8 689 millones en el mismo periodo de este año. Una de las causas es la Resolución 116. La CAN señaló que el documento restringe el comercio.

Las importaciones totales a Ecuador, durante los cuatro primeros meses de 2014, experimentan una caída de 2%. La cifra pasó de $8 867 millones en esos meses de 2013 a $8 689 millones en el mismo periodo de este año. Ello significa una reducción de $178 millones.
El detalle de la caída de las importaciones se da principalmente en materias primas con un porcentaje de 6%, seguida de 4,4% en bienes de capital, y 5,5% en bienes de consumo.

Sin embargo, estos valores no generan sorpresa en los empresarios, pues es el resultado de la Resolución 116 del Comité de Comercio Exterior (Cómex), que exige los Certificados de Reconocimiento INEN; y más bien, representa para expertos económicos y empresarios “el resultado inmediato de una medida cortoplacista”.

Para Alberto Acosta Burneo este valor representa un “alto costo” para los importadores ecuatorianos, además de una traba comercial con los países de la Comunidad Andina de Naciones (CAN). De hecho, así lo cuestionó de manera formal el organismo el pasado 6 de junio y pidió el levantamiento de la medida.

“El trabajo del Gobierno debe enfocarse en el fomento de las exportaciones y la apertura de mercados”, afirma Acosta Burneo. Ese es el trabajo de fondo que se debe hacer, porque el tema de las restricciones a las importaciones solo tiene efectos de corto plazo y esa es la razón de estos resultados”.

Daniel Legarda, de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), coincide con esta visión y añade que los resultados merman en las compras internacionales y ello solo responde a la medida 116 del Cómex, también conocida por el Gobierno como la sustitutiva de importaciones.

Si bien la califica como una política comercial legítima, la que ha emitido Ecuador, Legarda sostiene que esta no ha podido ser cumplida debido a que no existe la infraestructura suficiente de laboratorios para que emitan los certificados de reconocimiento. “Todo esto lo advertimos -dice Legarda-, lo único que se consiguió es frenar las importaciones de algunos productos, especialmente durante los primeros tres meses de año”.

Uno de los más claros ejemplos fue la desaparición de algunos insumos de higiene, cuidado personal y maquillaje en las tiendas especializadas; pero también la merma paulatina del cereal importado en las perchas de los supermercados.

Según datos del Banco Central del Ecuador, entre enero y abril de este año, la importación de este producto fue de $2,2 millones, cuando en el mismo período del año previo el valor se ubicó en $5,22 millones.

En las industrias lácteas el problema fue evidente. Empresas como Toni tuvo inconvenientes a inicios de año para desaduanizar las hojuelas de maíz para su yogur, provenientes desde Perú.

Meses más tarde, por los mismos inconvenientes y con el fin de mantener su producto en el mercado, los consumidores han visto cómo las hojuelas han sido sustituidas (de a poco) con las bolitas de chocolate y hasta galletas. Ello ha sido publicado en las redes sociales. La gente incluso tomó el tema con burla.

Gabriela Uquillas, asesora aduanera de la Cámara de Comercio de Guayaquil, asegura que los resultados pueden verse alentadores a nivel macroeconómico, pero una consecuencia es que la baja en las importaciones ha generado menos variedad de productos, disminución de puestos de trabajo y menor recaudación de impuestos. La ejecutiva agrega además que los resultados no reflejan un logro en la política de sustitución de importaciones, sino menos ítems para comprar.

Lo primordial, afirmó Felipe Rivadeneira, de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), desde que se conoció de la reacción de la Comunidad Andina, es que el Gobierno mantenga el respeto por los convenios firmados a escala internacional. (NMCH)

Los hechos en torno a la resolución

La Secretaría General de la Comunidad Andina (CAN) dijo que Ecuador infringió las relaciones comerciales en la región. Esto, después de dos meses de análisis a las medidas adoptadas por las autoridades.

El organismo identificó que la Resolución 116 que emitió el Comité de Comercio Exterior de Ecuador (Comex) el 3 de diciembre de 2013 es una restricción al comercio intrasubregional.

El documento ecuatoriano exige la emisión de un certificado de reconocimiento que garantice la aplicación de reglamentos técnicos como parte del control previo a la importación para bienes de los sectores agroindustrial, cosméticos, plásticos y sus manufacturas, químicos y juguetes…

El canciller Ricardo Patiño dijo que el Gobierno considera que es improcedente la decisión del Secretario General y solicitó la reconsideración.

Una de las razones por las que el país debería acatar la resolución de la CAN, según los empresarios nacionales, es que el pedido ha sido razonado y fundamentado por parte del organismo internacional.

* Publicado el 21 de Junio del 2014 en el Diario Hoy

Facebook IconTwitter Icon